• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    Semillas de diciembre (¿Marker?, 2009)



    COMPARTE EN FACEBOOK NUESTRO AMIGO
    INTERMEDIO DVD

    "Ayer, una vez más curioseando en el muro de workandwords.net, di con un link a una película de Chris Marker en youtube. Pertenece a un canal que el propio Marker mantiene en esa plataforma. Se trata de un documental de 30 minutos sobre los primeros disturbios de importancia en Europa en el siglo XXI, los acaecidos en Grecia tras el asesinato de un anarquista en 2008, digno precedente de las luchas de los últimos meses y días. He encontrado la pieza subtitulada al castellano en Vimeo para ofrecerla en el blog junto a una breve reseña de Julio Vilarinho Cabezas para 'A Cuarta Parede'. Disfrutarlo"




    En una línea más clásica y elaborada, pero relacionada también con estos últimos tres vídeos, apareció recientemente el documental December Seeds. Exhibida en 2011 en el Festival de Cinema Anarquista de Barcelona, esta pieza, de una duración cercana a la media hora, analiza los disturbios acaecidos en Grecia a finales de 2008 mediante el relato en primera persona de un joven en busca de las semillas de una revolución por llegar. La película, elaborada mediante imágenes de archivo obtenidas en la red o tomadas directamente de informativos de televisión, aparece a medio camino entre el documental de autor, utilizando una serie de tropos metalingüísticos y figuras recurrentes que la acercan a obras como Level 5, y el cine de la disidencia, dada la relativa inmediatez de su realización, así como su distribución por canales de carácter militante.
    En este filme, mediante la muerte de Alexandros Grigoropoulos y la serie de diálogos que establece con ciertas figuras retóricas como la Libertad, en busca de un film no realizado del propio Marker, el director intenta devolvernos la esperanza en ciertas manifestaciones de insurrección social, que también puede intuirse detrás de la ya mencionada Tempo Risoluto. Tendiendo puentes también hacia Chats Perchés, realizada en 2004, este tipo de obras parecen retomar una confianza del cineasta en nuevas formas de revolución; una recuperada ilusión por el cambio social, aparentemente perdida tras Le fond de l’air est rouge/A Grin Without a Cat vincula estas piezas con algunas tendencias actuales dentro del cine militante.