• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    Antioquia audiovisual (5): Rara Colectivo Audiovisual



    NADA ES SUEÑO

    “Al que no quiere caldo, no se le da nada”
    Marina Madrigal, en feminasac (Madrigal, 2003)

    Por Santiago Andrés Gömez



    Que en 2008 hayan ganado la Imaginatón en la categoría de amateur por el hermoso filminuto Ocupado (Mariana Gil & David Correa, 2008), que en el 2010 –en la versión sucesiva del mismo evento- ganaran en la categoría de adulto mayor, con Reflejo (Karol Melissa Muñoz, 2010), y obtuvieran mención de honor con Minuto a 200 (Raúl Andrés Arias, 2010), en aficionado, que varios de sus integrantes o realizadores invitados (amigos) hayan merecido reconocimientos de considerable importancia, como José Andrés Gómez, director con ellos de Cosmos, videoclip de Neoplatonics, y quien recibiera en 2008 un estímulo del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (FDC), o Jaime Andrés Guerrero, director de Se lo voy a decir (2011) y otros trabajos, y parte fundamental del colectivo, quien en este momento anda por Buenos Aires (junto con Ángela Tobón, la co-directora de Benjamín en Tecnicolor [Gil & Tobón, 2011]), haciendo parte ambos del apetecido Talent Campus, o como Catalina Arroyave, una de sus fuerzas motoras, quien estudió en la Universidad de Buenos Aires y pudo realizar en coproducción colombo-argentina un corto ciertamente ambicioso, El truco (Arroyave, 2010), o que el tradicionalista y, menos que escéptico, miope diario El Colombiano, de Medellín, advirtiera y reportara recientemente sobre el trabajo más o menos peregrino que realizan con tan desprevenido orgullo, hacen –o son una o dos cosas que demuestran- sobrados méritos para que se preste atención a su producción, que en los últimos tiempos ha tendido a complejizarse, con cortometrajes como Navidad (David Correa, 2011) o Irremplazable (Camilo Escobar, 2010), y se trate de considerar la tendencia general que sin lugar a dudas llegan a encarnar, en un contexto tan difuso y poco consistente como lo es el nuestro en cualquier campo, incluyendo, sobre todo, el normal, y por supuesto, el audiovisual, especialmente en sus variables creativas, propositivas y hedonistas.


    OCUPADO


    ***


    Lo que más me gusta de Rara Colectivo Audiovisual es esto, su promo.


    PROMO


    Estos loquitos son muy del corte de esos “sapos con alas” que van a proponerle a Ross McElwee un contrato para hacer cine de ficción en Hollywood, en esa joya que es Six O’Clock News (McElwee, 1996), pero infinitamente más relajados, convencidos del valor propio de lo que hacen, aunque muy legítimamente sueñen con llegar a grandes ágoras o arenas, y sin duda puedan hablar de cine hasta por los codos y pudieran casi hasta cansar a un taxista, un tanto abstraídos (y felizmente) del otro espejismo –el que a todos nos tuesta.

    VIMEO: CON EL ARGENTINO ESE


    En últimas, si miras bien, la fascinación cinematográfica de Rara es más una búsqueda que una nostalgia. Tal vez haya para ellos un panteón (no Renoir, no Jarman), pero lo miran por un espejo, contando monedas en el bolsillo y separándolas hábilmente del botón enhebrado, la piedra magenta y el otro talismán, el que acarician antes de echar a cara y sello el saludo mendaz que pruebe su riesgo. Desde luego, saben que son más que cualquiera, aunque por lo pronto se equivoquen (en eso).

    REFLEJO


    {pero nunca sobran los dichos ajenos
    / ó de tod@[s] HAY que aprender}
    "EL CINE SONORO HA INVENTADO EL SILENCIO"
    Robert Bresson

    Lo que buscan es un cine aplicado a sus propios quites (los de ellos), que conquiste sin mayor esfuerzo y con sufrida gracia el sueño perdido que quisieran haber tenido de sí mismos, y nada les depara. No creo que esté más en las películas que en la hechura de todo, ojalá supieran que tal es su secreto. El cineasta no se prueba en sus películas, sino en las cartas que se juega para lograrlas, en hacerlo de tal o cual modo, como una forma de saber morir. Que viven menos o no miran tanto como un romántico equilibrista, es falso. Solo viven tanto, y miran igual si de tiempo en el tiempo se trata la mirada del ángel que desciende. Como decir que su diferencia está no en lo que hacen sino cuando lo hacen, y cuando son, como si aquello fuera lo que contara, no para calificar disciplinas sino inteligencias.

    IRREMPLAZABLE


    Quieren decirnos que la vida en el cine adquiere el acento que su soledad definitiva le ha quitado a todos para siempre. Es una esperanza puesta en el cine quizá no por nostalgia de la vida y como sustituyendo una ilusión por otra, sino por la certeza, por la experiencia probada, de que allí todo se devuelve y reacomoda, dejando figuras bonitas de tela miedosa y penumbras que un soplo altera y van con uno en la estela.

    SE LO VOY A DECIR


    Vale perder la virginidad día a día. Que la memoria enriquece al cine cuando se desaprende. Que la vida merece desgano y desacato, pero buen trato, y devota luz de afecto, a paz y salvo, mas no solamente eso el cine, sino también felicidad sin nombre, y desafuero, hasta que lo puedas soltar medido.

    EL TRUCO


    Si lo fatal empieza, no puedes quedarte dormido. Eso, en sí, es lo fatal. Demiurgo cabe por los rincones para cantarte con lira, no esperes oírlo. Tanta música sobra.

    NAVIDAD


    En cambio, qué bueno saber que nada fue un sueño.

    ***

    Garantizo a Rara Colectivo Audiovisual que nada de lo que quieren se cumplirá cabalmente. Garantizo cosas mejores, para su creativa insatisfacción. Decir que el cine es una flor que crece, carnívora, delirante y mimosa. Decir no hay nada que pueda escapar a su abrazo.

    COSMOS


    EN PRÓXIMA ENTREGA,
    COSAS POR DECIR DE JOSÉ ANDRÉS GÓMEZ