• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    Documentales indispensables hoy (9): Welt Spiegel Kino (Deutsch, 2005)



    LA REALIDAD INSONDABLE Y EL ESPEJO ENTERRADO

    Por Santiago Andrés Gómez


    El salón de cine, en el primer episodio de Welt Spiegel Kino (Gustav Deutsch, 2005)...
    Cine adentro, cine afuera...

    Como seguramente fuera de estremecedora a mediados de siglo la magia de la imagen en movimiento para los fundadores del cine moderno, una vez visto que conservaba el aliento de gentes ya bien muertas, como Valentino, James Murray o Eric Campbell, para el documental contemporáneo la pátina lustrosa o el ángel desvaído de la imagen fílmica añejada es una de sus mayores fascinaciones, una de sus posibilidades más hermosas, y el género del cine de metraje encontrado, o found footage, uno de los filones más ricos para apreciar lo que tiene de poética, si no es acaso de onírica, la realidad.

    En esta corriente, que, por ejemplo, con Zelig (Allen, 1983) tiene una de sus más celebradas y felices incursiones, asaz tergiversada, pero igualmente sugestiva, el holandés Gustav Deutsch se ha convertido en un indiscutible maestro. Veterano de muchos años en las faenas audiovisuales y artísticas en general (Deutsch, nacido en 1952, es además pintor, músico, arquitecto titulado y fotógrafo), el cineasta encontró en el metraje encontrado una afinidad tan enorme que hoy en día, en buena parte, hablar de este tipo de cine remite a Deutsch, y hablar de Deutsch remite de inmediato a aquel.


    Welt Spiegel Kino (Gustav Deutsch, 2005)... Documental y ficción, a la vez...

    Dentro de sus largometrajes, Welt Spiegel Kino (2005), que traduce “el cine como espejo del mundo”, ha sido tal vez el que ha cosechado un favor más unánime, sin que deje de ser objeto de ataques, como toda la obra de Deutsch, por su formalismo extremo. La película se ordena en tres segmentos de media hora cada uno, en los que una imagen de principios de siglo, al frente o al lado de un teatro de cine, se maneja como matriz de la cual se extraen diversas significaciones, más o menos arbitrarias. A la imagen, una vez mostrada, se le practican acercamientos digitales que nos conducen a otras, insólitas visiones.


    Welt Spiegel Kino (Gustav Deutsch, 2005)



    La sensación que se consigue con los acercamientos o zoom in, en asocio con una música abstracta hecha de resonancias y melancólicos préstamos (lejanas piezas de feria, ópera o celebraciones), es la de que el mundo es un laberinto que el cine, por si solo, podría poner en evidencia, pero que al mismo tiempo nada más esta película pareciera haber captado jamás. En la primera imagen del primer segmento, en Berlín, cuando es retomada para iniciar el desfile de alteraciones, vemos de pasada a un hombre de mostacho. La imagen se acerca a él y disuelve a un ser casi idéntico en la Primera Guerra Mundial.

    Así se va hilando el documental, que es mucho más que un “reflejo del mundo”: mucho más, y eso exactamente... Porque luego dejamos la imagen del soldado y volvemos a la original, para seguir explorándola. Vemos a un niño cualquiera y luego la disolvencia que nos lleva a un eventual destino subsecuente del mismo, como “hombre fuerte” en un circo (destino por supuesto imaginario, elucubrado a partir de la imagen de un joven apenas similar al niño del principio), es seguida por otra articulación, que nos conduce a un tercer destino... Y al fin volvemos a la imagen matriz. Tal es la arquitectura del filme.


    Welt Spiegel Kino (Gustav Deutsch, 2005)



    La brevedad de las piezas nos permite seguirlas y concluirlas sin que el mareo temporal que produce su diseño empañe nuestra fruición, y al fin el juicio debe esperar un tiempo para emerger, después de la inigualable experiencia estética que constituye la cinta. Welt Spiegel Kino es una obra que nos despoja de nombre y nos hace mirar el panorama de la vida con sentidos más maleables. Los protagonistas de la historia del siglo, o del mundo, hemos sido todos, y lo que somos ahora luego aparece oculto y a la vez exaltado en otra nítida manifestación de lo que Bergson llamaría el “élan vital”, la fuerza perdurable...

    Pero la originalidad de la película está en una idea única y poderosa, como una visión atrapada. En verdad, el desfile de situaciones no se puede diferenciar mucho de lo que sucede, de lo que bulle en nuestra intrincada realidad, y por eso las discusiones sobre la pertinencia histórica del filme son estériles, máxime cuando en el mismo nivel de la metáfora entran a hacer parte de la trama, sin problema, seres como el káiser Guillermo II o datos comprobables como la exhibición de una película alemana en la antigua Indonesia. Welt Spiegel Kino es, más ciertamente, una alegoría perpleja, e insondable.


    El salón de cine en Surabaya (actual Indonesia), en Welt Spiegel Kino (Gustav Deutsch, 2005)...
    El cine (de Fritz Lang) como instrumento colonizador...