• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    ¿Hay razones para ser guerrillero en Colombia?


    MAQUIAVELO PARA EL PUEBLO

     
    Ernesto "El Che" Guevara: ¿La tragedia del Hombre Nuevo?
    (Rosario, Argentina, 14 de mayo o 14 de junio de 1928 - La Higuera, Bolivia, 9 de octubre de 1967)
    ***
    Transcribimos entero el texto que recibimos ayer como respuesta a la pregunta abierta en nuestra página de Facebook: ¿Hay razones para ser guerrillero en Colombia?

    ***

    Por Linda Pareja

    Se nos ha dicho que Sergio Fajardo representaba la alternativa a una política decrépita, y hoy lo que vemos en Antioquia es lo que hemos visto siempre en toda Colombia: la misma lógica de un poder arbitrario que defrauda sin ningún reparo a su electorado.

    Armado de razones ambiguas, deja sin respuesta a comunidades enteras que claman por el respeto a sus derechos, como en el caso de Hidroituango. Pasando por alto las pruebas de corrupción en un contrato como el del Túnel de Oriente, pretende imponerlo.

    Por eso, en los quinientos años de El príncipe, el texto que supo hacer conciencia de la dimensión práctica de la política como un asunto en el que los escrúpulos morales del gobernante solo corresponden a la forma, hay que recordar que hoy ya no hay príncipes.

    Así pues, tal como Uribe Vélez pudo sostener todo un periodo presidencial en un delito probado de corrupción neta (la compra de votos en el Congreso), nada más legítimo para el pueblo que derrocar con violencia y matar a todo gobernante que falte a su palabra.

    Nunca había estado tan justificada la guerrilla como hoy, cuando es visto que el pueblo valora a un mandatario según le convenga su violencia, o sea cuando se admite el terrorismo de estado, lo cual es mejor que soportar todas sus injusticias a boca cerrada.

    Desde aquí exhortamos a un acto de conciencia sobre la falta de autoridad moral de los consensos que permiten al poder negar su violencia, y en consecuencia aprobamos públicamente y llamamos al desenfreno total del caos, de la venganza, del desquite.

    Las herramientas legales han fracasado por cuanto su eficacia contribuye a alimentar un sistema que en verdad solo sabe fundarse en el crimen. Repetimos: ¿cómo fue tan ciego el país para tolerar un gobierno que solo fue posible por un delito probado ante todos?

    En últimas, tal como ayer la guerrilla reprimió el desarrollo pleno de una izquierda democrática, será Uribe Vélez quien promueva la autodestrucción de la derecha, pues del modo en que solo hay razones para la violencia contra el poder, este sigue alentándolas.

    Colombia debe enfrentar una transformación revolucionaria de su estructura o no será más. Este tránsito costará toda la sangre del globo, pero es irreversible. El centralismo ha muerto desde hace mucho, y las formas, como fantasmas, van a la zaga del crimen.

     

    1 comentarios:

    Unknown dijo...

    Razones no hay ninguna. Excusas, todas las expuestas arriba.