• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    “Mambo cool” (Gude, 2013)


    ¡QUÉ MAMBO DE CHRIS GUDE!


    Mambo Cool (Gude, 2013)

    Por Mauricio Sarmiento (artículo publicado originalmente en http://mauriciosarmientoburckhardt.tumblr.com/post/76440701929/mambo-cool)

    Hay veces que es más fácil hablar de una película hablando de otras películas, pero ¿con qué comparar Mambo cool? Se nos aleja a muchos esquemas de representación vistos. Por partes parece una abstracción, en otras acaricia el documental y en otras hay una clara ficción; se cocina, se condimenta, se le añade un toque de swing y como resultado: ¡un mambo!

    Su estilo no es naturalista. Se podría hablar de un ensayo pero aquí comenzamos a caer en las intenciones de encajar las cosas y esta película más que encajar nos invita a abrir: a abrir puertas, cajones, alcantarillas, a abrir la cabeza, a respirar la metáfora, a vivir la vida, sus conjeturas, sus desagües. Es una clara invitación a la poesía, a la condición humana. 

    La puesta en escena de Chris Gude es arriesgada, planos fijos y largos, dónde el interior del cuadro se compone con varias diagonales y claros oscuros que incomodan, que muestran una parte y ocultan otra, tiros de cámara en diagonal, desde arriba o desde abajo, esto junto al fuera de campo sonoro, nos hunde en esas cloacas que intenta reflejar y es un acierto ¡lo logra! Al comienza puede ser incomodo, pero luego logra cierta armonía con el todo.


    Mambo Cool (Gude, 2013)

    Es una película que nos invita a sumergirnos lentamente, si comenzamos a buscar respuestas nos ahogamos, lo mejor es dejarnos llevar por su corriente y felizmente vamos a llegar a un remanso donde podemos tomar aire. Ese remanso es la música ¡el arte supremo!

    Estos personajes, retratados de una manera “claustrofóbica” empiezan a tomar matices a través de sus fantasías, sus sueños, sus alucinaciones y de ellos se comienzan a desprender un valor inmanente al ser humano: la amistad.

    ... “las ratas de alcantarilla son inmunes a todo, en cambio las de laboratorio no”, dice un personaje. Hay otra frase hermosa que creo sintetiza la película: “el cuerpo es como la casa y el espíritu como la calle: siempre en su rumba”...

    Drogas, rebusque, prostitución, VIH, miedos, dinero, locura, crimen, alucinación, delirio, bien, mal, pasiones, amor, amistad, todo sin una gota de sangre, sin una muestra de sexo, sin violencia, sin pornografía.


    Mambo Cool (Gude, 2013)

    Hay algo que me marcó y me encantaría compartirlo. El mismo día que vi Mambo Cool por Vimeo, salí a ver The Wolf of Wall Street (2013), de Martin Scorsese, al cine y las miré como dos películas gemelas, una es la gemela buena y otra la mala, una trata de reflexionar, la otra de chantajear, una se esfuerza en hacernos pensar la otra nos dictamina. Lo dejo al juicio del lector, pero creo fielmente cuál es la vencedora, cuál es la honesta.

    Es difícil dejar de citar el mito de la caverna de Platón, puede que sea una analogía trillada pero en esta película es demasiado evidente y no se puede dejar del lado, por ello invito a ver la película con una mente abierta, sin prejuicios, sin hablar de Medellín, sin hablar de Colombia, porque ¡NO ES ESO!