• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    La lección salvaje (1): Dramaturgias salvajes


    UN DIÁLOGO CON CRUZ MAURICIO CORREA: “CONTAR HISTORIAS NUESTRAS USANDO EL LENGUAJE NUESTRO”



    Los invitamos a LA LECCIÓN SALVAJE, un ciclo de charlas y proyecciones, todos los miércoles del mes de octubre, a las 8: 30 pm en la Casa Museo Otraparte (Envigado), sobre lo que la experiencia de la Corporación Madera Salvaje tiene para ofrecer a los realizadores audiovisuales y el público de Medellín en sus primeros veinte años de vida.
    Dirección
    Cra 43A N° 27A Sur - 11. Avenida Fernando González Envigado – Colombia
    Teléfono: 448 24 04
    Hoy, 1 de octubre 
    DRAMATURGIAS SALVAJES: "Fricciones" (2000) y "La valentía" (2000) / Conversatorio con Cruz Correa y Santiago Andrés Gómez


    Fricciones (Correa & Gómez, 2000): "El lenguaje de aquellos tiempos encajó"

    ¿Cuál es tu experiencia en lo audiovisual, sobre todo como guionista, y cuál como escritor?

    Mi experiencia en lo audiovisual es muy, muy poca. Realmente sólo he hecho audiovisual con Madera Salvaje, es decir: lo que quedó hecho. Por ahí dejé un par de documentales sin editar y algunos guiones sin rodar. Ya no los rodaría. Ya no editaría nada. Entre más dirigía o rodaba, más me daba cuenta de que eso no era lo mío. Me gusta escribir. Punto. Los guiones se me hacen fáciles. Y creo que tengo facilidad para hacerlo. El problema es que la literatura es algo que, como técnica de escritura, está muy aparte de la escritura del guión: me refiero a que la literatura exige un manejo del lenguaje que en el arte audiovisual le corresponde al director. Desde este punto de vista, hacer literatura es como ser guionista y director. Dirigir una película es como escribir literatura. Escribir un guión nunca será escribir literatura, aunque hayan unos personajes, una historia. Esto es parte de los errores del cine/arte colombiano (seguramente no solo del artista colombiano). Muchos de nuestros creadores actúan como si una historia pudiera ser al mismo tiempo o una película o un cuento o una novela, o hasta una pintura o una escultura o una canción.

    ¿Qué te motivó a hacer Fricciones, narrativamente hablando?

    Es complicado recordar al pie de la letra. Fricciones fue algo muy intuitivo y circunstancial. Y sobre todo, algo dictado por la confianza que crecía al sentir el respaldo de los amigos con quienes trabajaba en aquellos días y con quienes compartía (seguro que todavía es así) gustos cinematográficos comunes. El punto fue que nunca pensé que esos planos secuencias a los que simplemente los empataba la coreografía que, en últimas, puede ser la vida cuando el narrador atiende con paciencia y sin anticipar premisas, no sólo iban a ser tolerados, sino que tendrían un valor narrativo. Eran los tiempos en que las cámaras de video sólo servían para hacer trabajos aficionados. El lenguaje de aquellos tiempos encajó pues con aquella historia coloquial e íntima que yo veía a diario en casa. Los parentescos entre los personajes eran las costuras.


    Fricciones (Correa & Gómez, 2000): "Cómo suceden las historias en Colombia"

    ¿Cuál fue tu elección, digamos el método?

    El método por aquellos días usado fue valorar todo lo que ofreciera el entorno como materia de trabajo. Es decir, entre más se grabara más material habría para contar la historia. Como hacer la investigación sobre el tema y al mismo tiempo los registros. Ya lo demás fue depurar un poco, decidir qué sobraba y qué se podría usar a la hora de editar. Enfocarse en uno u otro personaje, con la idea de balancear las cosas. De no repetir cosas que realmente no tuvieran una justificación a la hora de dejar un borrador definitivo.

    ¿Cómo fue tu trabajo en La valentía?

    La valentía correspondió a un periodo del grupo en el cual era inevitable involucrar a más gente. De hecho, Madera Salvaje por aquella época se encontraba expandida —por decirlo de alguna manera— con las propuestas de gente que quería trabajar con el grupo: hacerse un sueldo con nosotros y hacer trabajos interesantes. Así sentí que se sentía la vaina. Y fue hermoso porque conocimos gente muy linda. Por ejemplo: llegaron camarógrafos y técnicos mucho más profesionales que nosotros, que siempre habíamos trabajado desde la intuición. Productores con más oficio. El área del arte creció. Volviendo a lo nuestro: yo siempre he querido escribir y por aquella época ya era un asiduo estudiante de dramaturgia, por eso acepte estudiar o revisar el guión original con Santiago, creo que fue la primera revisión o trabajo que tuvo aquella historia. De mi parte, la idea fue ajustarlo, amarrarlo, como se dice. Además porque La valentía era un remake de otra película. La idea era que pasara aquel Sin Aliento clásico francés, que Santiago añadiera algo personal a la historia y que la película se pudiera armar con las escenas que se grabarían. 


    La valentía (Gómez, 2000): "De mi parte, la idea fue ajustarlo, amarrarlo, como se dice"

    ¿Qué opinión tenés del resultado final?

    La Valentia no la recuerdo. Tengo que verla de nuevo. Es más, creo que nunca vi la versión última. Los ensayos y lo que se grabó con Diego [Ortiz] y Tyron [Gallego] me gustó mucho. Pero tendría que verlo.


    La valentía (Gómez, 2000): "Hacer cine o lo que fuera en video"

    Si uno habla de una narrativa salvaje, ¿tú podrías definirla de algún modo? ¿Cómo se daría en el caso de tus obras?

    Dos puntos esenciales a la hora de considerar estos videos e historias como algo innovador y endémico. Cómo suceden las historias en Colombia (por no decir, Medellín o el mundo del personaje) era la pregunta que siempre se intentaba responder antes de decidir las escenas de una historia. Lo otro importante es que recuerdo que alguien dijo —o mandó a decir— que el cine no se hacia con una camarita de video, lo cual era precisamente mi objetivo. hacer cine o lo que fuera en video, bajo las circunstancias (facilidades y dificultades) que permitían dicho formato. En pocas palabras el concepto salvaje no era otra cosa que contar historias nuestras usando el lenguaje nuestro.


    Fricciones (Correa & Gómez, 2000)
    SINOPSIS - Documental testamentario de Madera Salvaje en los tiempos de su desintegración, realizado a lo largo de siete años, desde abril de 1993 hasta mayo del 2000, y que hoy permanece inconcluso. La vida íntima de un grupo de amigos en Medellín y su contexto social en los años noventa, visible éste en imágenes de archivo de noticieros de la época, se narran paralelamente a los videos caseros que registran el lento crecimiento en ese país convulsionado de un niño, narrador de los hechos desde un ficticio, proyectado y lejano año 2010...


    La valentía (Gómez, 2000)
    SINOPSIS - Crístofer, un muchacho desubicado, llega a su ciudad después de mucho tiempo de haber estado por fuera. Busca a Adriana, una mujer con quien tuvo un romance y cuyo novio, William, es un detective que lo persigue a él. Wiliam se entera de que Crístofer está en la ciudad y presiona a Adriana para que lo entregue. Este cortometraje es un remake de Sin aliento (À bout de souffle, 1959), de Jean-Luc Godard.



    0 comentarios: