• Espacio de difusión y debate sobre el video y el cine nacional, y sobre temáticas relacionadas. Tribuna abierta a la diversidad y plataforma de discusión estética y política.

    LOS DADOS habla Santiago


    POR DONDE DIOS O EL COSMOS NOS HAN MANDADO
    1. ¿Qué son, quiénes son Los Dados?
    Los Dados somos un grupo de música rock que nació en Medellín en el año 2000 y fue activo hasta el 2003, más o menos, o 2004. Grabamos ocho temas, y algunos de ellos, los que más nos satisfacen, los hemos publicado en Youtube y en Soundcloud. También publicamos los ocho temas en un solo enlace de Youtube como nuestro primer trabajo discográfico, lo llamamos Savia. Los Dados éramos cuatro y luego cinco amigos: Jorge Mejía, el Chata, en la batería, Jorge Ceballos en el bajo y la producción, con Estudios El Pez, Alejando Quintero en la guitarra líder, Santiago Andrés Gómez, que hoy se hace llamar Viejo Roble como músico, en la voz y la guitarra rítmica. Juan Duque hizo guitarra en algunos otros temas de la segunda tanda de canciones que grabamos. Hemos reiniciado actividades después de una larga crisis, y aunque ya no estamos todos los que estábamos antes en el proyecto, sentimos que los que estamos somos, al fin y al cabo, los que lo fundamos, por lo que seguimos siendo la misma esencia. Los Dados nació al lado del colegio San Ignacio, un día de enero del año 2000, de modo casual, porque nos encontramos Jorge Ceballos y yo, que habíamos estudiado allí, y decidimos hacer el grupo. El primer nombre que se nos vino a la cabeza fue ese: Los Dados.
    1. ¿De qué modo se relacionan Los Dados con tu actividad creativa en Madera Salvaje? ¿Es una labor independiente o paralela?
    Yo suelo ser el que compone las canciones de Los Dados. La música y las letras de Los Dados surgen de una manera muy semejante a como surgen mis ideas para la literatura o el cine. Son visiones en las cuales me sumerjo de una manera no poco cerebral, sobre todo hoy, cuando soy más racional que antes, pero ante todo de una manera intuititiva. Ahora que estamos comenzando a reiniciar actividades el momento coincide con un alejamiento total del cine y el audiovisual, al menos como práctica laboral, pero no quiere decir que vaya a tener preponderancia la música. De cierto modo, la música siempre la ha tenido, esa preponderancia. Lo que quiero decir es que no la forzaré a ser algo más que disfrutar con mis amigos creando una buena canción, y no necesariamente un producto rentable. Aquí es importante la tranquilidad y que no existan falsas expectativas entre nosotros para que todo sea sostenible y sobre todo placentero y bueno.
    1. ¿Qué le aportan Los Dados a la realidad cultural de Medellín?
    ... No tengo idea. Tal vez Jorge pueda responder.
    1. ¿Qué están haciendo Los Dados hoy por hoy?
    Estamos comenzando a ensayar recuperando las viejas canciones. Pero hay muchas más, hay al menos 36, y existe la intención de montar de a poco varias. Mientras tanto, Jorge trabaja en El Pez y yo trato de dedicarme a la literatura. Hemos pasado por experiencias que llevaron al traste al grupo, pero ahora nos importa mucho porque sentimos que nuestra misión esconde un arte que debe ser. Para mí la literatura y la música son como otras formas del cine, aunque cuando hablo del cine lo digo del otro modo. El cine es una forma de la música: eso siempre lo tuve claro, y la música nació con los orígenes mismos de la poesía, y por eso la literatura debe ser también música, rítmica y sonora. Jorge respira música por todos los costados desde que lo conozco, y todo él es ritmo y buen gusto, sobre todo un gusto amplio, y una vocación de servir que parte de él mismo pero no se agota. Yo espero que Los Dados pueda cumplir con nuestras vocaciones, tal vez colmarlas, digo vocaciones de servicio y de gratitud. Yo hablo en términos espirituales siempre. No he dicho nada, simplemente aludo a la necesidad que tenemos en el fondo de hacer una música que sea digna de la vida que hemos vivido, o por donde Dios o el cosmos nos han mandado.
    1. ¿Cuáles son los planes futuros de Los Dados?
    Te lo he respondido en la pregunta 2. Pero tal vez hacer un segundo larga duración, o ir completando siempre el mismo. Nuestra música tiene raíces profundas en el rock de Zeppelín, de Pink Floyd, sobre todo del Pink Floyd más comercial, digamos el de The Wall, hacia allá queremos apuntar. Yo digo que somos o seremos la mejor combinación de los Beatles con los Rolling Stones, pero eso además de ser una simple broma es una broma de mal gusto. Creo que lo que más nos mueve son Zeppelín y Floyd, y para sonar cerca de eso hay que trabajar mucho y entender que el estudio es un lugar de convergencia, y que ensayar lo es todo para terminar ensayando en tarima. Ahora, yo por las cuestiones de plata y organización no me le he medido nunca, pero no estaría mal empezar, justo para que mejoremos. En eso necesito mucha asesoría y Jorge es el propio.